Los negocios están hechos de contratos. Los contratos tradicionales son costosos y están compuestos de grandes cantidades de papel, requieren de mucho tiempo en ajustes, aprobaciones y firmas para que sean legalmente vinculantes.

Los Smart Contracts eliminan estos problemas, evitan la burocracia y el riesgo de llegar a ser manipulados.  Son contratos escritos en código y publicados en el blockchain. El resultado es un contrato automatizado, que se puede celebrar en cualquier parte del mundo para cualquier actividad comercial, facilitando la ejecución y cumplimiento de los acuerdos legales realizados. 

Los Smart Contracts tienen una amplia gama de posibles casos de uso para empresas, particulares y para dispositivos de IoT.
Póngase en contacto con nosotros para recibir una asesoría en la elaboración de su Smart Contract.